Una conmovedora historia de amistad que nació entre un hombre y un pingüino que lo visita cada año.


Pingüino nada 8,000 km cada año para ver al hombre que le salvó la vida.

João encontró al pequeño pingüino con el cuerpo cubierto de petróleo, él cuidadosamente se hizo cargo alimentándolo y cuidándolo para que continuara su camino. Con el paso de los días, el animal recibió el nombre de “Dindim” -en honor a la comunidad donde vive João-

João notó que Dindim ya estaba recuperado, pero el no se iba…le gustaba la compañía de los humanos. Así pasaron 11 largos meses hasta que un día Dindim desapareció. La tristeza inundó el corazón de João por un año, hasta que el animal regresó a “visitar” a su amigo humano. Así pasó desde el año 2011 y a la fecha año tras año continúa regresando a visitarle.

Hasta ahora la ciencia no puede explicar como un pequeño animal que debe migrar a la Patagonia pasa algunos meses en las costas de Río de Janeiro desviándose de su trayecto para visitar a su “amigo”.

La casualidad los unió y su historia ha sido estudiada por biólogos, etólogos y personas que encuentran en la explicación más simple la razón de esta curiosa amistad: “agradecimiento”.

Dindim, se acerca año con año a la costa a buscar a su amigo João.


João es el único que puede acariciar al animal. La relación es tan cercana que van a nadar juntos.


Dindim, camina por el patio trasero siguiendo los pasos de su amigo humano.


Y la mejor parte del día es cuando ambos terminan en la playa disfrutando la compañía del otro.


Esta noticia fue extraída bajo la fuente "Viajero Peligro".




15 vistas

Contacto: 092 12 12 12 - SerAnimal Petshop - Todos los derechos reservados.

whatsapp.png